CAMINO DEL NORTE (Bilbao-Liendo)

  12/08/2017
  17/11/2017
  6:44:40   NO circular
  60 km.
  1213 mt.
  93% 
  8-189 mt.
  22    0 
  Alta (75)
 Fecha .-
12/08/2017 7:40:04
12/08/2017 15:22:29
 Velocidad .-
Mínima:  0 km/h
Máxima:  63,1 km/h
Media:  15,2 km/h
Media  15,2 km/h
Media  15,3 km/h
 /  Tiempo/Distancia .-
Total  7:42:07 (60km)
Subiendo  2:05:00 (28,08km)
Bajando  4:35:15 (30,75km)
Llaneando  0:04:43 (0,8km)
Parado  0:57:27
 Desnivel .-
Acumulado  1213 mt.
Acumulado  1180 mt.
Diferencia:  33 mt.
 Elevación .-
Mínima  8 mt.
Máxima  189 mt.
 /  Desnivel/Distancia .-
 0-5%:  25 km.
 5-15%:  3,59 km.
10-15%:  0,68 km.
15-20%:  0 km.
20-25%:  0 km.
25-30%:  0 km.
> 30%:  0 km.
Descripción
No sé por qué tengo esta relación con el Camino de Santiago. No soy persona de religiones, y aunque si me considero espiritual, hay algo que me empuja todos los años a recorrer alguna de sus partes. El año pasado empezamos cuatro biker el camino del Norte para llegar a Bilbao, este año voy solo y serán dos etapas.
Como novedad voy a alquilar la bicicleta para ir en tren a Bilbao, la opción de Alsa está bien, pero son muchas horas, quiero ver opciones nuevas. Alquilar la bicicleta me sale por lo mismo que llevar la mía y traerla por mensajería.
Me alojo en la Pensión San Mames, justo en frente del estadio de futbol. Al llegar ya tengo la bicicleta en una caja, la desembalo y le hago los mínimos ajustes: manillar, sillín. La he pedido sin pedales, llevo los míos automáticos. La talla, teniendo en cuenta que soy bajito perfecta, una 27,5” en talla S. Acompaña al alquiler una botija de regalo, herramienta, una cámara, y un candado, todo esto hay que devolverlo. Por si a alguno le interesa, la empresa se llama Cicling The Camino. En la pensión están acostumbrados a los bicicgrinos, tienen un salón donde la bicicleta duerme toda la noche. Con todo desembalado, voy a tirar la caja, tomar una cerveza y cenar algo para irme a dormir.
Salgo de Bilbao buscando el bidegorri, así se llama al carril bici aquí. La mayoría de peregrinos aconsejan salir por la parte industrial hacia la zona de Erandio, aunque se puede seguir el bidegorri desde Bilbao, yo no hago caso a las guías y me fio de los diarios. Al llegar a Portugalete me despisto, no se ver que hay que cruzar la ría por una pasarela colgante y doy alguna vuelta, en el track he limpiado los errores. Vale 0,70 céntimos y hay que tener cuidado de sacar el ticket para ciclistas, no para peatones como hice yo. Me regularizo el precio el barquero al darse cuenta que iba algo despistado. Esta pasarela colgante por cables, muy curiosa por cierto, nos cruza a Portugalete, desde donde atravesando la cuidad ya cogemos el largo bidegorri que no dejaremos hasta Ondarra, en la Playa de la Arena. Nada más cruzar el puente de madera de Pobeña y a la dcha., algo escondida, nos encontramos con una subida de gran pendiente y muchos escalones que hay que hacer con la bici a cuestas, aunque si somos capaces de empujarla por la pequeña canalización de agua de la izda. también se sube. Aquí se suda un rato. Estas escaleras dan paso a un impresionante sendero que recorre los acantilados de las playas y que llega hasta Ontón, donde toca circular durante algunos km por la N634 hasta Castro Urdiales. Es una Ctra. con buen firme y con tráfico aceptable y respetuoso, soy muy prudente con respecto a circular por Ctra. y esta no la encuentro excesivamente peligrosa. En Castro hago una parada técnica para ver a un amigo, nos tomamos unas cervezas y continuo viaje. (Publicidad: Chiringuito Punta Cotolino en Castro Urdiales).
Cantabria es una maravilla y podría hablar de mil sitios impresionantes, Castro Urdiales es uno de ellos. Merece la pena una visita si se va con tiempo. La salida de Castro la hago por el barrio de Campijo, donde se coge una pista de buen firme que nos llevara hasta Allendeagua. Circulo por caminos interiores de montaña donde veo poca gente, los cambios bruscos de desnivel que encontré en el país Vasco se empiezan a regular, Cantabria es más llana cercana a la costa. Nos encontraremos con alguna cancela de abre y cierra, pero hasta donde sé, los caminos son públicos. Con este panorama de paisaje llegamos a Cerdigo e Islares. En Islares vuelvo a coger de nuevo la N634 para llegar a Nocina. Busqué muchas opciones a la Ctra. pero hay tramos donde por la orografía es la mejor solución. Desde Nocina sigo por Ctra. hasta Liendo donde voy a hago noche en el Hostal Valle del Liendo.
El cambio del País Vasco, muy duro de pedalear, a Cantabria, es grande. En esta primera etapa he circulado por sitios increíbles, de una belleza paisajística de verdadero disfrute. Nuestro País es un paraíso para viajar en bicicleta.
En ocasiones he echado de menos la compañía de mi grupo pero el hacer algo así solo también es muy gratificante y enriquecedor. Aunque he ido por algunos parajes solitarios, no he sentido una sensación latente de peligro. Viajar solo requiere de una formación, hay que intentar ser autosuficiente con los temas mecánicos y tener alguna noción de primeros auxilios. Siempre hay que llevar lo necesario para la bici, un botiquín y extremar las precauciones. Hay que tener en cuenta que siempre puede pasar algo pero no tener miedo a que pase porque no tiene por qué suponer un peligro. Sobre todo hay que ser consecuente. Yo en compañía puedo bajar perfectamente por sitios muy técnicos; cuando salgo solo bajo andando un escalón.
Que os sea útil. Salud
© Todos los derechos reservados a pcruzmar
Si usted tiene una web en la que desea mostrar estos datos, utilice el link mostrado en su navegador de esta misma página.